Una Economía Circular basada en datos. Reutilizar miles de millones de toneladas de desechos puede crear empleos, ahorrar recursos.

Publicado por: The International Trade Forum — The Quarterly Magazine of the International Trade Centre[i]

 

Traducido del inglés al español por Lorena García.

 

Paul Hawken, ecologista, empresario, autor y activista estadounidense que ha dedicado su vida a la sostenibilidad ambiental y a cambiar la relación entre las empresas y el medio ambiente, ha estimado que casi el 99% de los productos que compramos se convertirán en basura después de seis meses de uso.

Esta es una imagen dramática de una implicación profunda a la que nos ha llevado el modelo lineal extractivo actual de "tomar, fabricar y disponer". Hoy en día, los recursos naturales de la tierra se consumen más rápido que su tasa de regeneración, lo que nos lleva a una deuda ecológica.

 

La economía circular como concepto ha cobrado fuerza en todo el mundo. Su objetivo es impulsar una transformación del modelo de producción y económico actual que ha demostrado ser insostenible. Esto se debe a la confluencia de varios factores, como el aumento de la demanda de materias primas, la acumulación de residuos y la expansión de la población y su capacidad de consumo. El arquitecto y analista industrial Walter Stahel notó que en el largo plazo la economía lineal actual era insostenible. Se dio cuenta de que cerrar los ciclos de materiales podría ser la manera correcta de desacoplar el crecimiento económico y la prosperidad, del consumo de recursos naturales y la degradación de los ecosistemas.

 

La importancia que tiene este nuevo paradigma es la oportunidad que brinda a las organizaciones de elevar sus modelos de negocios hacia modelos diseñados para reducir, reutilizar y, con suerte, eliminar los desechos de los procesos industriales y hogares, evitando que los desechos lleguen a los vertederos y los océanos. En cambio, estos materiales se redirigirían a la cadena de valor correcta, creando una economía más saludable y reduciendo los impactos ambientales. Un objetivo fundamental de la economía circular es cambiar el paradigma para que los residuos se traten como un recurso potencial que puede reutilizarse y reciclarse para obtener el máximo valor de su materia prima original.

 

 

Extendiendo los Ciclos de Vida

 

La oportunidad detrás de la economía circular no solo está relacionada con la posibilidad de extender el ciclo de vida de los materiales. También representa una oportunidad para los ecosistemas y la naturaleza en general al reducir y prevenir el agotamiento y la destrucción no sostenible de los recursos naturales. Sin embargo, la oportunidad más interesante es el potencial económico emocionante para reinventar un camino sostenible para el crecimiento económico regenerativo. Este potencial económico considera los límites naturales de la tierra y los desafíos que tenemos por delante con respecto al crecimiento de la población y de sus ingresos económicos y necesidades.

 

La naturaleza parece maximizar el valor de los recursos naturales, donde los ecosistemas tienen la propiedad de reutilizar materiales sin producir desechos a lo largo de su ciclo. Mientras tanto, la historia de nuestra economía actual (sistemas productivos y de consumo) es muy diferente: durante 2016, la humanidad generó alrededor de 11.500 millones de toneladas de desechos, con muy bajas tasas de recuperación y reciclaje (solo 25% -30%), conduciendo grandes cantidades de estos desechos a vertederos (aproximadamente 70%) (Waste Management & Recycling, UBS, 2017). Se espera que este volumen de desechos se duplique para 2025 y que se duplique de nuevo para el 2050 (No time to waste, BALM 2013). Esta información representa completamente el tipo de paradigma económico lineal en el que estamos atrapados hoy.

 

La oportunidad de recuperar el valor de las corrientes de desechos parece no tener límites. De los 11.500 millones de toneladas de desechos generados, menos del 30% se está reciclando. Esta situación es una gran oportunidad para cerrar el ciclo económico y evitar que recursos valiosos terminen en los rellenos sanitarios y océanos. Además, en los países emergentes, estas bajas tasas de reciclaje y reúso han mostrado ser una oportunidad para una parte de la sociedad, mejorando su calidad de vida. 

 

Recientemente, más y más familias de recicladores están ayudando a recuperar los desechos, no solo a través de recolección si no también clasificando y siendo parte activa de oportunidades de negocio para cerrar el ciclo de materiales.

 

La basura se está convirtiendo en un recurso que está ayudando a personas y familias a salir de la pobreza y qué provee materias primas baratas para manufacturar bienes. Algunos ejemplos incluyen la construcción de vivienda socialmente inclusiva con ladrillos hechos completamente con plástico recuperado (ejemplo: Conceptos Plásticos); la producción de pintura industrial para construcción a partir de espuma de poliestireno (ejemplo: Idea-Tec); y la manufactura de tablas para surfear a partir redes de pesca descargadas en los océanos (Bureo).

 

Estas soluciones para cerrar el ciclo de materiales están surgiendo en América del Sur, donde los recicladores son incluidos como una parte crítica en la consolidación de nuevas cadenas de valor que ayudan a reutilizar desechos al ser transformados en materia prima.

 

Para continuar fortaleciendo y escalando estos tipos de soluciones, la forma cómo tratamos los datos debe mejorarse. Información en tiempo real sobre la disponibilidad de desechos es un factor clave para el éxito de estas soluciones. Éste es y seguirá siendo uno de los grandes retos que está restringiendo el incremento en las tasas de reciclaje a nivel mundial.

 

 

Desviando los Desechos

 

Desafortunadamente, sin la información correcta en el momento preciso sobre la ubicación de los recursos y la cantidad disponible, seguirá siendo casi imposible escalar efectivamente la creación de soluciones de ciclo cerrado que desvíen los desechos y los transformen en recursos valiosos. Considerando esta escasez de información disponible, Valopes ha estado trabajando por tres años en crear una plataforma basada en la nube ágil, robusta y amigable. Esta plataforma ayuda a los generadores de desechos, los administradores de basuras y esperemos que a los recicladores a mejorar la calidad de la información de los desechos que se están produciendo, recuperando y depositando en los rellenos. Esto genera el potencial de crear oportunidades para la identificación de sinergias que nos faciliten desviar los desechos de los rellenos sanitarios.

 

Teniendo esto en mente, la posibilidad de implementar cada vez más soluciones de ciclo-cerrado apoyadas por el poder de los datos y la información mejorará no solo la eficiencia neta de la economía, si no que también tendrá un impacto directo y positivo sobre la sociedad. Esto específicamente impactará a los recicladores que ya están desarrollando una tarea crucial en los países emergentes donde aún no hay infraestructura adecuada para reciclaje ni la cultura. Finalmente, esto también tendrá un impacto positivo en el medio ambiente, en donde, la reutilización de recursos ayudará a reducir su agotamiento y a preservar los recursos naturales.

 

 

[i] Octavio Torres Quintana es el fundador de Valopes, una empresa digital de gestión de residuos industriales, así como de Bogotá Green Drinks, una plataforma de discusión sobre sostenibilidad. Él es especialista en sostenibilidad y energías renovables, las cuales Octavio combina en un modelo empresarial socialmente responsable

 

[i] Este blog fue tomado del sitio web de Medium con autorización previa del autor.

 

© Copyright 2017 Americas Sustainable Development Foundation (ASDF). All Rights Reserved.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Publicaciones destacadas

"Ampliando la Economía Circular en las Ciudades" (WCEF2019)

June 3, 2019

1/2
Please reload

Mensajes recientes
Please reload

Archivo