La Economía Circular y los Objetivos de Desarrollo Sostenible en las Américas

 

 Con la importancia que ha ganado en los últimos años la Economía Circular (EC) a nivel mundial, por un lado, y por otro lado siendo conscientes de la urgencia de desarrollar la agenda 2030, aprobada en septiembre de 2015 por la Asamblea General de las Naciones Unidas, para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), vale la pena cuestionarse ¿cómo al implementar prácticas circulares en los países de las Américas, contribuimos a alcanzar los 17 ODS y sus ambiciosas metas?

Para empezar, es importante recordar qué es la Economía Circular y su relación con la Sostenibilidad. Como lo ha establecido, la Fundación Ellen MacArthur, la Economía Circular es “… una nueva forma de diseñar, hacer y usar cosas dentro de los límites del planeta”[ii]. Esta definición se fundamenta en que los recursos del planeta son finitos y que, como tal, una economía circular, crea bienes que son restaurativos y regenerativos por diseño, cuidando las capacidades del planeta.

La Economía Circular, tiene sus raíces en diferentes escuelas de pensamiento del campo de la sostenibilidad, que se han desarrollado a lo largo de los años tales como la Ecología Industrial (de donde surgen los parques eco-industriales, lo producción mas limpia y la producción en ciclo cerrado entre otros), el diseño regenerativo (de aquí surge la naturaleza regenerativa que propone la EC), la biomímesis(que se inspira en la naturaleza para crear productos para una EC), el capitalismo natural (que establece que la “sostenibilidad es un buen negocio”), el diseño de la cuna a la cuna (una de las escuelas con mayor influencia para el modelo actual de EC), la Economía Azul, y la Economía del Rendimiento (en donde se le da un papel central al ser humano para el desarrollo de una EC). Para comprender la influencia de cada una de estas escuelas de pensamiento, sugerimos leer nuestro artículo: “¿Qué es la Economía Circular?”

Ahora bien, siendo la Economía Circular un paradigma que se ha enriquecido con diferentes corrientes provenientes del campo de la sostenibilidad, veamos como al llevar a cabo acciones basadas en los principios de economía circular, contribuimos a alcanzar los ODS.

 

¿Qué Objetivos de Desarrollo Sostenible se relacionan con la Economía Circular?

 

Schroeder et al. 2018 realizaron un estudio en donde analizaron la importancia de prácticas de la Economía Circular para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible[iii]. Este análisis argumenta que las prácticas y principios de la EC son transversales y que su implementación es necesaria para lograr muchas de las metas establecidas en diferentes ODS. Las prácticas de EC contribuyen directamente a alcanzar 21 metas e indirectamente 28 metas establecidas por diferentes ODS.

 

La relación más fuerte es con las metas del ODS6 (Agua limpia y saneamiento), ODS7 (Energía asequible y no contaminante), ODS8 (Trabajo decente y crecimiento económico), ODS12 (Producción y consumo responsables) y ODS15(Vida de ecosistemas terrestres). Además, las prácticas circulares ofrecen potencial para crear sinergias entre diferentes ODS tales como aquellos que promueven el crecimiento económico y generación de empleo: ODS8 (Trabajo decente y crecimiento económico), ODS1 (Fin de la pobreza), ODS2 (Hambre cero), y aquellos que promueven la protección de la biodiversidad en los océanos y la tierra (ODS14 y 15).

 

 

¿Cómo se alcanzan las metas de los ODS a través de la Economía Circular en las Américas?

 

Cómo sabemos, la mayoría de los países del continente americano tienen condiciones especificas tales como un sector informal importante que se dedica al reciclaje de materiales, baja inversión en infraestructura e innovación y condiciones socioeconómicas que en algunos casos representan retos de desarrollo sostenible. Por esta razón, es importante analizar en estos contextos, como la Economía Circular se relaciona con el desarrollo de la agenda 2030 y el logro de los ODS.

 

Durante mi tesis de maestría, desarrollé un enfoque sistémico que permitió concluir cuales acciones harían posible la transición hacia una Economía Circular en diferentes países de las Américas. Basándome en este análisis, en este artículo se presenta cómo estas acciones contribuirán a alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible en la región, siguiendo el diagrama de relaciones presentado en la Figura 1.

 

Según este gráfico, se puede afirmar que las intervenciones propuestas para facilitar una Economía Circular en las Américas se vinculan directamente con los ODS4 (Educación de calidad), ODS8 (Trabajo decente y crecimiento económico), ODS9 (Industria, innovación e infraestructura), ODS10 (Reducción de las desigualdades), ODS12 (Producción y consumo responsables) y ODS17 (Alianzas para lograr los Objetivos). Además, existe un impacto indirecto con el ODS3(Salud y bienestar).

 

A partir de este análisis, es posible observar que hay una gran contribución al ODS12 al actuar a través de la coherencia política y un marco fiscal sostenible que fomenta la preservación del capital natural apoyando directamente el logro de la meta 12.11 (Racionalizar los subsidios ineficientes de combustibles fósiles). Igualmente, existen otras dos metas específicas que se facilitarían mediante intervenciones en la coherencia política, incluida la 10.4, que destaca la igualdad mediante la adopción de políticas fiscales y salariales y 17.14 que enfatiza la importancia de la coherencia de las políticas para el desarrollo sostenible.

 

Además, existen algunas acciones relacionadas con la gestión de desechos (recuperación de materiales) y la innovación, que pueden impactar positivamente en el ODS12 al garantizar flujos de materiales seguros, creando negocios de valor agregado y rentables para recuperar materiales al final del uso y fomentando la capacidad de innovación en el sector industrial al adoptar enfoques de producción centrados en el diseño de productos para una Economía Circular. Así, estas acciones respaldarían el logro de las metas 12.3 (reducir el desperdicio de alimentos), 12.4 (lograr el manejo de desechos y químicos a lo largo de su ciclo de vida), 12.5 (reducir la generación de desechos) y 12.6 (alentar a las empresas a adoptar prácticas sostenibles).

 

 

Figura 1. Diagrama de Relación entre acciones de EC y los ODS en las Américas

 

 

 

 

Por otro lado, el ODS9 también puede ser alcanzado en gran medida con acciones para una EC. A través de la actualización de la infraestructura digital y su apropiación en las PYMES, mediante la creación de modelos de negocios sostenibles y de valor agregado, y al fomentar la innovación y el desarrollo de capacidades en las pequeñas y medianas empresas. Las metas alcanzadas con estas intervenciones incluyen la meta 9.3 (acceso a servicios financieros para pequeñas empresas), 9.5 (mejorar las capacidades tecnológicas de los sectores industriales), 9.7 (apoyar el desarrollo de tecnología e I + D en países en desarrollo) y 9.8 (aumentar el acceso a las TIC).

 

Finalmente, el cumplimiento de los ODS 8 y 4 también es relevante. De esta manera, el desarrollo de actividades como la reparación y remanufactura a nivel de recuperación de materiales apoyaría el logro de la meta 8.2 (lograr productividad económica, diversificación con un enfoque en sectores de alto valor agregado e intensivos en mano de obra). Como se sugiere, estas actividades deben ser seguras y dignas y deben brindar mejores oportunidades al sector informal, siendo una palanca para alcanzar las metas 8.3 (promover políticas que apoyan la creación de empleos decentes y fomentar la formalización y el crecimiento de las PYME) y la meta 8.8 (protección de los derechos laborales y promover ambientes de trabajo seguros). Con respecto al ODS 4, la meta 4.7 puede alcanzarse mediante la sensibilización y la educación de las nuevas generaciones con una mentalidad diferente enmarcada dentro de los principios de la EC.

 

Como se puede observar, la Economía Circular está directamente relacionada con los Objetivos de Desarrollo Sostenible, y como tal sus principios deberían ser pilares para tomar acciones que permitan avanzar en la agenda 2030, para no solo, cumplir con los compromisos adquiridos como región, si no para lograr el cuidado del planeta y brindar mejores condiciones de vida a los seres humanos.

 

Sí te encuentras interesado en continuar el diálogo sobre este tema por favor escribirnos a info@cep-americas.com  

 

 

 

 

_____________________________________________________

 

[i] Claudia Lorena García es consultora independiente en innovación y economía circular y actualmente lidera algunos proyectos bajo el programa de Economías Circulares de la Fundación para el Desarrollo Sostenible de las Américas (ASDF). Es ingeniera química y cuenta con una maestría en Gerencia de la Innovación de la Universidad de Bath, UK. Su tesis de maestría analizó los retos y oportunidades para hacer la transición hacia economías circulares en países de ingresos bajos y medios en el continente americano

 

[ii] https://www.ellenmacarthurfoundation.org/circular-economy/what-is-the-circular-economy

 

 

[iii] Schroeder et al. 2018, “The Relevance of Circular Economy Practices to the Sustainable Development Goals” Disponible en: https://onlinelibrary.wiley.com/doi/full/10.1111/jiec.12732 [Acceso:15 de mayo 2019]

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Publicaciones destacadas

"Ampliando la Economía Circular en las Ciudades" (WCEF2019)

June 3, 2019

1/2
Please reload

Mensajes recientes