Entrevistando Agentes de Cambio Circular en las Américas

 

Oportunidades y retos de la Economía Circular en el contexto de

países emergentes de las Américas

 

 

 

 

El pasado 30 de mayo tuve la oportunidad de entrevistar a dos mujeres brasileñas muy inspiradoras, que han estado haciendo un trabajo increíble en el campo de la Economía Circular en las Américas, específicamente en el contexto brasileño. En esta entrevista, Carla Tennenbaum y Léa Gejer cofundadoras de IDEIA CIRCULAR, un socio clave de la Plataforma de Economía Circular de las Américas, nos cuentan su experiencia en la transición hacia una Economía Circular. Compartieron con nosotros información muy valiosa sobre las oportunidades que ofrece la economía circular y los desafíos que debemos superar, para hacerla realidad en el continente americano. 

 

  1. ¿Cuéntenos un poco sobre su experiencia en el campo de la Economía Circular?

Carla: He investigado sobre residuos desde que tenía 12 años, en 1992. Antes de la Cumbre de la Tierra en Río, nuestra escuela nos hizo estudiar temas ecológicos para la clase de ciencias, y mi grupo investigó sobre residuos sólidos. Así que fui a Río a la cumbre con otros niños para representar nuestra escuela. Desde esta temprana edad, me interesaron estos temas - quería entender el mundo y por qué las cosas son como son, y cómo podemos cambiar lo que hay que cambiar. En 1995, fui al United World College en Nuevo México en los Estados Unidos, donde tuve el privilegio de estudiar con cientos de otros jóvenes de más de 70 países. Estuve expuesta a una gran cantidad de información nueva - sobre el medio ambiente y muchas cuestiones sociales y políticas que no tenía idea que existían. Cuando regresé a Brasil, estudié Historia en la Universidad de Sao Paulo, y realmente disfruté analizar diferentes narrativas y cómo hemos organizado nuestras sociedades en diferentes momentos del tiempo. Aunque nunca he trabajado como historiadora, creo que este enfoque ha contribuido a mi fascinación por la Economía Circular, una visión de cómo podemos organizar nuestra sociedad.

 

 

Mientras estaba en la universidad, también estudié diseño de objetos durante 2 años con los hermanos Campana, dos diseñadores brasileños muy reconocidos, y cofundé un colectivo llamado NotechDesign, que tuvo un enfoque experimental muy lúdico en materiales y objetos. Y comencé mi propia investigación artística con espuma de EVA: un material colorido que genera una gran cantidad de residuos, los cuales utilicé como punto de partida para el desarrollo de productos de alto valor. Esta fue mi graduación empírica en diseño: investigué cómo desarrollar los sistemas que podrían transformar el EVA y cómo crear cadenas productivas que se complementen entre sí y mantengan el valor de este material fluyendo sin generar ningún residuo. A lo largo de este proceso, investigué mucho sobre el ecodiseño y la sostenibilidad y fue entonces cuando me encontré con el concepto de diseño Cradle to Cradle, que fue muy importante para mí pues cambió la forma cómo veía el diseño y los residuos en un sentido más profundo, y también para entonces la Economía Circular había empezado a surgir como un concepto, y realmente me fascinó- así que he estado investigando estos temas durante más de 10 años. He estado trabajando con diferentes grupos de personas - empresas, cooperativas de artesanos, adolescentes, personas mayores, muchos grupos diversos - en procesos creativos, ayudándoles a desarrollar sus propios productos o a mejorar la creación de valor de sus productos al convertir materiales en productos que se pueden reutilizar, reparar o reciclar.

 

En 2014, Lea y yo descubrimos que ambas estábamos investigando sobre diseño Cradle to Cradle y diseño circular, en un momento en que nadie en Brasil estaba hablando de ello, así que comenzamos a trabajar juntas tratando de promover este enfoque localmente. Después de un año, nos dimos cuenta de que era demasiado pronto aquí para que las empresas adoptaran esto, así que decidimos crear Ideia Circular como una plataforma para discutir y también investigar cómo “tropicalizar” estas ideas, y cómo podrían ser aplicadas para inspirar proyectos circulares en Brasil. Hemos estado haciendo esto durante los últimos 4-5 años, y hemos visto que el interés en la economía circular está empezando a florecer ahora.

 

Sobre todo, queremos contribuir a hacer realidad la Economía Circular en Brasil, y eso es lo que estamos trabajando en Ideia Circular: damos muchos ejemplos inspiradores y discutimos los conceptos más en profundidad, y también tenemos un programa de capacitación en línea que se llama Economía Circular en la Práctica. En este programa, pensamos mucho en cómo dividir el conocimiento en los principios y los criterios que utilizamos, los cuales están inspirados en la metodología Cradle to Cradle, y cómo las personas pueden poner esto en práctica en sus proyectos. ¡Ha sido demasiado inspirador trabajar tan de cerca con emprendedores altamente motivados de todo el país!

 

 

Lea: Me gradué en Arquitectura y Urbanismo. Después de graduarme empecé a trabajar en una oficina de arquitectura convencional aquí en Brasil, y no estaba muy satisfecha con este trabajo, así que renuncié y decidí hacer una Maestría en Gestión Ambiental Urbana en Holanda, donde me centré en entender cómo se puede aplicar la sostenibilidad en la construcción. Allí aprendí sobre diseño Cradle to Cradle, y mi tesis de maestría se centró en el diseño Cradle to Cradle en el sector de la construcción. Regresé a Brasil después de eso, y quería aplicar todo este conocimiento a mi trabajo, pero no pude encontrar ninguna oficina de arquitectura o planificación urbana que trabajará con el cierre de ciclo de materiales, energía y agua. Así que, en ese momento abrí mi propia oficina que se llama FLOCK, y comencé a aplicar diseño circular a mis proyectos. Uno de los primeros trabajos que hice fue ir a un taller en Araripe, una región de Pernambuco en el noreste de Brasil, de donde proviene el 97% del yeso consumido en Brasil. Michael Braungart fue invitado a este taller para crear una economía circular en la industria del yeso, y yo estaba allí trabajando con él. Nos conocimos y le gustó mucho mi portafolio y me invitó a representar a EPEA en mi oficina FLOCK, así que empecé a trabajar con él, y a entender cómo toda la industria estaba trabajando hacia una economía circular (o no) aquí en Brasil.  En este punto, conocí a Carla, así que mantuve FLOCK que es mi oficina de arquitectura y también lanzamos Ideia Circular, enfrentando todas estas dificultades que Carla mencionó, tal como la falta de conocimiento y entendimiento sobre Economía Circular y el diseño Cradle to Cradle.  

 

Hicimos algo muy bonito en nuestra oficina, es lo que llamamos la primera casa circular en Brasil, en Sao Paulo. Es una casa pequeña, pero la diseñamos como un banco de materiales, por lo que sabemos todo lo que pusimos dentro de la casa, de donde provienen los materiales, a donde pueden ir después, y también estamos trabajando para cerrar los ciclos de agua y energía. Ha sido un proyecto muy interesante y también una gran experiencia porque entendimos de una manera práctica cómo es toda la cadena de producción para la construcción civil aquí en Brasil. Junto con eso, Carla y yo estamos trabajando muy duro en Ideia Circular para entender cómo la economía circular se puede aplicar al escenario brasileño, y quién está haciendo qué, porque hay muchos proyectos excepcionales aquí en Brasil y América del Sur. Estamos reuniendo todos estos proyectos y las personas involucradas, lo cual ha sido una experiencia muy interesante. Otra cosa que hice el año pasado fue apoyar el festival de innovación más grande aquí en Sao Paulo que se llama Path Festival - Yo fui la experta en el tema de Economía Circular y tuve la oportunidad de reunirme con muchas partes interesadas para discutir cómo y cuál es nuestra apuesta dentro del marco de la economía circular. Como resultado de todo este arduo trabajo, obtuve un premio como Highly-commended por parte de The Circulars 2019.

 

Carla: Este año, también fuimos invitadas a formar parte del jurado para dos premios de economía circular: Lea forma parte del jurado y grupo de mentores del Solve Challenge de MIT, el cual tiene una edición de economía circular este año, y yo soy parte del jurado del National Geographic Ocean Plastic Innovation Challenge.

 

2- ¿Para ustedes, ¿qué es la Economía Circular y por qué las Américas debería hacer la transición hacia este paradigma?

 

Carla:  En CEFA2018, escuché a la gente describir la Economía Circular como una estrategia, y para mí es un poco diferente. Creo que la Economía Circular es una imagen... Una imagen guía de cómo la industria y la economía podrían y realmente deben operar si queremos asegurar un buen futuro para nuestros hijos.

 

Se trata de una visión de un sistema industrial y económico que está diseñado para ser regenerativo y eliminar el concepto de residuos manteniendo los recursos circulando con el mayor valor posible a través de ciclos biológicos y técnicos. Y creo que las Américas debería hacer la transición hacia una Economía Circular porque es la única opción, yo no escucho a nadie proponer algo tan inspirador como esto. Creemos, Lea y yo, que esta transición no sólo es posible, sino que es necesaria, y los gobiernos, las empresas, las personas y los países que entienden y que invierten intencionalmente en esta transformación están tomando el liderazgo hacia un futuro de abundancia en lugar de escasez.

 

Creo que, en las Américas tenemos una historia de operación en un sistema muy lineal: debido a que éramos colonias, tenemos la historia de que todos los materiales eran extraídos y todo el valor se llevó a otro lugar – así es como nuestra agricultura y también nuestra industria comenzó, y muchos países siguen con esta tendencia hoy en día, a basarse únicamente en la extracción y exportación de materias primas y productos básicos. Por lo tanto, creo que el reto para nosotros es revertir esta lógica y pensar en cómo realmente podemos regenerar nuestros sistemas y mantener el valor en circulación.

 

Antes, el movimiento de sostenibilidad se trataba de hacer menos daño y simplemente compensar, y creo que es la primera vez que tenemos una visión positiva de lo que queremos ser, y esto es muy importante para nosotros como sociedad, tener algo que nos guíe. Pero no creo que esto sea una estrategia, porque no hay ni siquiera aun un consenso de exactamente cuáles son los principios o metodologías. Estamos construyendo este movimiento juntos, y creo que hay diferentes estrategias que se pueden utilizar, pero lo más importante es tener esto como una imagen guía de dónde queremos llegar. 

 

LEA:  Creo que la economía circular es otra forma de vivir con nuestros recursos, con nuestra economía, para lograr el bienestar humano. Es una herramienta que nos da la oportunidad de superar toda esta crisis que estamos enfrentando. Y creo que no sólo las Américas, sino el mundo entero debe hacer la transición a este paradigma, deberían utilizar esta herramienta para superar todos estos retos. Como dijo Carla, esto no es sólo una idea bonita, sino que es una necesidad de que debemos enfrentar

 

     3. Teniendo en cuenta su formación en diseño,

           a. ¿Qué tan importante es el diseño para alcanzar una Economía Circular?

 

LEA: Bueno, para mí el diseño es el paso más importante para una economía circular. Podemos hablar de un edificio, un teléfono o de un traje: la forma cómo pensamos es igual, debemos rediseñar las cosas para que puedan permanecer continuamente en la economía y en su mejor calidad. Por lo tanto, esta idea de gestionar los residuos, reciclar y minimizar los daños es muy importante, pero son actividades de transición para una Economía Circular. Cuando pensamos en un edificio o un teléfono como un banco de materiales, estamos trabajando con intenciones, por lo que podemos añadir a nuestras cosas materiales positivos, ideas positivas y diseñar su uso en ciclos continuos, “de la cuna a la cuna", de esta forma es como podemos trabajar para crear un futuro positivo.

 

CARLA:  Para mí, el diseño lo es todo- y nosotros trabajamos con una visión más amplia del diseño. Especialmente en Brasil, donde el diseño es una palabra extranjera, la gente lo entiende como la forma de un edificio o la forma de un coche, pero nosotros trabajamos con la idea del diseño como intención.

 

En inglés cuando se dice que estamos haciendo algo por diseño en lugar de por casualidad, tiene que ver con la intencionalidad, y creo que la intencionalidad juega un papel muy importante en la Economía Circular. En este caso, se trata de crear sistemas que sean regenerativos por diseño, y eso significa que son intencionalmente regenerativos. Por lo tanto, no se trata sólo del diseño de productos, sino del diseño de procesos y modelos de negocio. Se trata de ser intencionados sobre dónde queremos ir como individuos, como empresas y como especies: ¿a dónde queremos ir? Todo esto, para mí, tiene que ver con el diseño, con la intención. Incluso si se considera sólo la materialidad, es decir el diseño de productos, componentes, o materiales, es pensar que pasa con todo esto después de su primer ciclo de uso. Aquí es donde se determina el éxito de cualquier economía circular, como decía Léa, esto tiene que ser considerado en la fase de diseño, en el momento en que estamos concibiendo un producto, y no como una idea posterior de tratar de averiguar qué hacer con este residuo en particular. Por lo tanto, creo que necesitamos el diseño para crear sistemas circulares de alta calidad. Y creo que el diseño tiene esta interfaz entre la ciencia y el arte: hay un aspecto técnico, pero también está el arte en un sentido más amplio de cómo podemos ser creativos e intencionales en nuestras industrias.

 

     b. Actualmente, ¿Las empresas de las Américas están diseñando para una Economía Circular?

 

LEA: Puedo hablar más sobre Brasil, donde trabajo con diferentes empresas y personas, y ya hay algunas empresas que trabajan en Economía Circular. Desde empresas pequeñas hasta las grandes están diseñando nuevos materiales, para ciclos biológicos, o incluso utilizan residuos de la industria para producir materiales positivos para el ciclo técnico. También hay startups que están creando herramientas innovadoras para el rastreo de materiales en toda la cadena de valor, y algunas grandes empresas están revisando la forma como manejan los recursos. Así que soy muy positiva en este momento. Creo que este es el momento en que estas ideas están floreciendo, y están tomando una escala más grande con buenas consecuencias en el futuro.

 

CARLA:  En general creo que no, las empresas aún no están diseñando para una economía circular, pero como dijo Lea hay varios proyectos inspiradores e innovadores. Se ve bastante progreso aquí en Brasil en algunas cadenas productivas que son aptas para la creación de valor, específicamente para el ciclo biológico, en la agricultura, la investigación de bioplásticos y sustitutos plásticos. Pero creo que estamos muy atrasados en un aspecto crucial que es la salud de los materiales. Debido a que venimos de la perspectiva Cradle to Cradle, esto es muy importante en nuestro enfoque a la Economía Circular: no sólo estamos diseñando materiales para ser reciclados, sino que también sean saludables y seguros para los seres humanos y para el planeta, y en este sentido, estamos muy atrasados. Por ejemplo, tenemos sustancias que están permitidas en Brasil que han sido prohibidas en Europa durante muchos años, especialmente en la agricultura, como pesticidas. Hay proyectos de ley que harían esto aún peor, y nuestro actual gobierno federal no es muy progresista ni visionario en este sentido. Creo que ya tenemos ejemplos inspiradores, pero también hay mucho terreno que recorrer.

 

En cuanto a la salud de los materiales, en nuestros cursos y entrenamientos nos gusta hablar de la necesidad de redefinir la calidad. Porque en este momento podemos tener un buen producto, pero tiene algunos efectos secundarios - tal vez es una alergia o va a la basura después de la primera vez que se usa. Pero no puede considerarse un buen producto si es malo para la salud humana o para la biosfera. Así que creo que las empresas necesitan redefinir la calidad, y como dijo Léa, la gente está pidiendo buenos productos, y quiere decir buenos en todo el sentido de la palabra: bueno para la gente, bueno para el medio ambiente, y los cuales mantienen su valor circulando en la economía.

 

    C. ¿Cuáles son las oportunidades para empresas y emprendedores para diseñar bienes y servicios para una Economía Circular?

 

LEA:  Desde mi punto de vista, la oportunidad más importante es que los consumidores están pidiendo buenos materiales y productos. No estamos hablando del gobierno porque no podemos esperar nada de él en este momento. No se trata de reglas, no se trata de ingresos económicos, mucho más que esto, se trata de personas. La gente está pidiendo buenos productos y se están preguntando qué va a pasar después con su teléfono móvil o sus casas, o todo lo que utilizan. Creo que esta es la oportunidad más importante aquí en Brasil.

 

CARLA:   Creo que hay una gran oportunidad porque todo necesita ser rediseñado. Si pensamos en que todo fue diseñado para una economía lineal, y estamos tratando de hacer este cambio, todo necesita ser rediseñado teniendo en cuenta los principios de Economía Circular. Por lo tanto, tenemos infinitas oportunidades de innovación, y esta es la innovación que es necesaria que es intencional, no sólo esta idea de innovación como una moda. Yo creo que esta es la oportunidad más grande, poder rediseñar toda nuestra industria.

   

      d. ¿Las empresas y el gobierno invierten en innovación en Brasil?

 

CARLA:  Creo que todavía no estamos en el mejor lugar para la innovación. Los brasileños tenemos un espíritu creativo e innovador y creo que muchos empresarios, especialmente los más pequeños, están muy interesados en innovar, y lo están haciendo contra todo pronóstico, pero no tenemos políticas públicas para apoyar realmente la innovación. La legislación suele ser punitiva para los contaminadores, y aun así no suele estar informada, pero realmente no tenemos muchos mecanismos para apoyar este tipo de innovación para las pequeñas y grandes empresas. Creemos que las empresas quieren hacer esto, pero muchas de ellas no tienen los recursos o no quieren asignar recursos para realmente profundizar en la innovación.

 

LEA:   Estoy de acuerdo en que la gente tiene una mente innovadora y que faltan incentivos para la innovación, pero también creo que las empresas en general tienen miedo de liderar este cambio... Muchas veces, cuando tratamos de "vender" la idea de la economía circular a las empresas, volvemos con la respuesta de "¿hay alguien más haciendo esto?", "¿Voy a ser el primero?" "¿Qué pasa si no funciona?". A veces, todavía tenemos esta forma colonial de pensar donde nadie quiere ser el primero. Hablo principalmente de las grandes empresas, que están muy preocupadas por sus ingresos inmediatos y son más conservadoras. Por otro lado, también sé que hay muchas innovaciones en las pequeñas empresas e iniciativas locales.

 

      4. ¿Cuáles son las potenciales barreras para una Economía Circular en las empresas?

 

LEA:  Bueno, ya hablamos de legislación y normas, creo que todavía no favorecen una Economía Circular. Por ejemplo, en Brasil, si quieres reciclar una botella de plástico, tienes que pagar el mismo impuesto que si estuvieras extrayendo las materias primas. Lo que pasa es que pagas impuestos dos veces, cuando extraes materiales y luego cuando reciclas. Esto es una gran barrera que debemos superar. Otra cosa que creo que es muy particular para América del Sur, y probablemente el hemisferio sur, es que las actividades informales están muy presentes en nuestras economías. Nos enfrentamos a varios retos cuando estábamos construyendo la casa (Casa Circular) porque tuvimos que trabajar con trabajadores informales, porque este es el negocio usual en la construcción. Además, hay algunos materiales de los que todavía no sabemos muchas cosas, por ejemplo, de qué está hecho nuestro techo. En Brasil, también tenemos el escenario político que es muy malo desde el punto de vista ambiental. La pregunta es cómo podemos avanzar cuando todo el escenario político está retrocediendo en estos temas. Ha sido difícil para nosotros entender qué esperar en los próximos años en este aspecto.

 

 

CARLA:   Estoy de acuerdo con lo que dijo Léa, también añadiría lo que comentaba antes, sobre nuestra historia. Creo que, en las Américas en general, tenemos esta herencia de colonialismo, que viene con un pensamiento depredador, de explotar la tierra, y también de explotar a la gente para el trabajo.  Y aún en el presento seguimos con este pensamiento, esto sumado al clima político actual, es como llevar esto a un extremo, porque antes al menos se pretendía estar preocupados por el medio ambiente, pero ahora, tenemos un grupo de políticos en el poder que incluso no pretenden: piensan que es malo no talar árboles, ya que impide el 'progreso' por lo que están habilitando a los terratenientes para que talen árboles sin ninguna consecuencia legal, y quieren ampliar la exploración de la Amazonía, por ejemplo, que es causa de gran preocupación en todo el mundo, ya que empeora la crisis climática. En general, creo que esta mentalidad colonial es un gran problema, porque todas nuestras riquezas solían ir a otro lugar - a los poderes colonizadores, y después cuando nos independizamos e industrializamos todavía seguimos con esta lógica. Nuestra economía todavía se basa mucho en extraer materias primas y exportarlas en lugar de beneficiarnos de ellas, como por ejemplo con nuestro café, soja, carne, minerales, todo lo mejor desaparece. Me pregunto cómo podemos desafiar este tipo de pensamiento de explotar la tierra y hacer que la gente trabaje por menos del salario mínimo que no alcanza ni siquiera para los gastos de vida básicos.  Creo que nuestra economía todavía se basa en esta mentalidad colonial, y esta es una gran barrera, una barrera particular para las Américas y otras antiguas colonias.

 

Como Léa lo mencionó, también hay retos en cuanto a la legislación, los cuales deben superarse, y en Brasil, el clima político es tan intenso y polarizado, y hay tantas discusiones que son muy apremiantes que la gente no parece dar tanta importancia a los problemas medio ambientales: la derecha, la izquierda, todo el mundo piensa que esto es una idea para después. Así que estamos discutiendo muchas políticas económicas para nuestro futuro, pero la gente no se da cuenta de que no tendremos un futuro muy brillante si no nos ocupamos en cuidar nuestros recursos.

 

  5. ¿Cómo podemos facilitar una Economía Circular en las Américas?

 

CARLA: Creo que hay algunas cosas de las que ya hemos hablado. La parte de la legislación es importante, pero como dijo Léa, no tenemos muchas esperanzas en el corto plazo. Pero incluso si el gobierno federal no está tan interesado en esto, hay otras maneras para facilitar la Economía Circular, por esta razón fundamos Ideia Circular: para sensibilizar a las empresas y consumidores sobre la Economía Circular, nuestro objetivo es ayudar a las personas a entender lo que deberían pedir de los productos que utilizan, y también mostrarles cómo podrían estar más comprometidos con esta transformación.

 

LEA: Aquí en Brasil hablamos de los recicladores y de cómo son una parte importante para la economía circular. Ellos también deben saber que son una parte importante de la economía circular y que la industria debe diseñar mejores materiales para facilitar su trabajo. Creo que América Latina tiene este tema de ser desigual, pero al mismo tiempo esto debe usarse como una oportunidad de invitar a todos a participar en esta transición.

 

CARLA:  Para elaborar sobre lo que Léa dijo, no sólo tenemos que educar a los recicladores sobre la economía circular, sino que ellos pueden educarnos, y pueden educar a las empresas sobre el valor de los materiales, porque han estado trabajando estrechamente con esto, con lo que se desperdicia, y saben muy bien qué tipo de residuos se pueden reciclar, qué residuos no pueden reciclarse. Los recicladores son expertos en materiales, y tenemos que considerar sus aportes en este movimiento.

 

LEA: Sí, y creo que cuando incluimos a todas las personas, nos hacemos más fuertes en todos los sentidos.

 

CARLA:  Y cuando hablamos de logística inversa, también volvemos a los problemas de diseño, porque si los productos, componentes o materiales no están diseñados para ser reutilizados, reciclados o reparados, es casi imposible tener una logística inversa efectiva porque entonces no es financieramente viable para las empresas, por lo que diseñar las cosas desde el principio realmente ayuda con la responsabilidad extendida y la logística inversa.

 

 

 

Esta es la primera de una serie de entrevistas que estaremos desarrollando en los siguientes meses. La Plataforma de Economía Circular de las Américas presenta información sobre Economía Circular desde y para las Américas y está comprometida en identificar los retos, oportunidades y el camino para hacer la transición hacia una Economía Circular en el continente americano. ¡Síganos y este al tanto de nuestras actividades!

 

 

 

 

_______________________________

[i] Claudia Lorena García es consultora independiente en innovación y economía circular y

actualmente lidera algunos proyectos bajo el programa de Economías Circulares de la

Fundación para el Desarrollo Sostenible de las Américas (ASDF). Es ingeniera química y cuenta

con una maestría en Gerencia de la Innovación de la Universidad de Bath, UK. Su tesis de

maestría analizó los retos y oportunidades para hacer la transición hacia economías circulares

en países de ingresos bajos y medios en el continente americano

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Publicaciones destacadas

"Ampliando la Economía Circular en las Ciudades" (WCEF2019)

June 3, 2019

1/2
Please reload

Mensajes recientes